¿Está Prohibido Pronunciar el Nombre de YHVH?

¿Está Prohibido Pronunciar el Nombre de YHVH?


Por Erick Gutiérrez,


En el judaísmo creemos en un solo Dios, cuyo nombre es יהוה, que transliterado sin vocales es YHVH, y con vocales queda: YIHVEH, que es la conjugación del verbo ser, estar en tercera persona, masculino, tiempo futuro, y contrario a lo que enseña el Talmud, las Escrituras inspiradas dicen que debemos invocar el nombre sagrado.

 

Veamos algunos ejemplos:

Bereshit/Génesis 4:26: «Y a Shet también le nació un hijo, y llamó su nombre Enósh. Entonces comenzó a ser invocado el nombre de YHVH.»

Ieshaiá/Isaías 12:4: «Y aquel día dirás: Dad gracias a YHVH, invocad su nombre, haced conocer entre los pueblos sus obras, haced recordar que su nombre es enaltecido.»

Iejezkel/Ezequiel 39:7: «Mi santo nombre daré a conocer en medio de mi pueblo Israel, y nunca más permitiré que mi santo nombre sea profanado; y sabrán las naciones que yo soy YHVH, el Santo en Israel.»

Tehilim/Salmo 66:4: «Toda la tierra te adorará, y cantará alabanzas a ti, cantará alabanzas a tu nombre.»

Tehilim/Salmo 86:9: «Todos los gentiles que hiciste vendrán y se humillarán delante de ti, YHVH; y glorificarán tu Nombre. «

Tehilim/Salmo 105:1: «Alabad a YHVH, invocad su Nombre; haced notorias sus obras en los pueblos.»

Tehilim/Salmo 117:1: «Alabad a YHVH todos los gentiles; alabadle todos los pueblos.»

Tehilim/Salmo 135:3: «Alabad a YAH, porque es bueno YHVH: Cantad salmos a su nombre, porque es agradable.»

Malají/Malaquías 1:11: «Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, mi Nombre es grande entre los gentiles; y en todo lugar se ofrece a mi Nombre perfume, y presente limpio; porque grande es mi Nombre entre los gentiles, dice YHVH de los ejércitos.»

Entonces, en el Tanaj no se prohíbe pronunciar el nombre de YHVH, por el contrario, se nos anima a invocar su nombre en la oración, en alabanza, en acción de gracias, entre otros.

Por otro lado, lo que si se prohíbe es hacer juramentos falsos en su nombre o jurar algo en su nombre y no cumplirlo. (Shemot/Éxodo 20:7; Vaikrá/Levítico 19:12)

En definitiva, si la Escritura dice: «mi pueblo conocerá mi nombre» (Ieshaiá/Isaías 52:6), y también dice: «invocad su nombre, den a conocer sus obras entre los pueblos» (Tehilim/Salmo 105:1), quiere decir, que su nombre debe ser invocado.

Los israelitas antiguos se saludaban diciendo: «YHVH te bendiga», y ahora nos dicen los seudo maestros que no podemos pronunciar el nombre del Creador?

«Y he aquí Boaz llegó de Bet Lejem y dijo a los segadores: ¡YHVH sea con vosotros! Y ellos respondieron: ¡YHVH te bendiga!» (Rut 2:4)

En conclusión, ¿obedecerás el Talmud que prohíbe pronunciar el nombre divino?, o ¿vas a obedecer la palabra inspirada que ordena invocar el nombre de YHVH?.